¿En qué consiste la inseminación artificial (IA)?

¿En qué consiste la inseminación artificial (IA)?

15 octubre 2020

¿Tienes dudas sobre la inseminación artificial? 

Éste es un tratamiento de reproducción asistida de baja complejidad. Consiste en introducir una muestra de semen, ya sea de la pareja o de un donante, en el útero de la mujer.

Con este procedimiento aumentan las probabilidades de embarazo con respecto a una relación sexual porque la muestra de semen es tratada previamente en el laboratorio y además se estimula el ovario para controlar el crecimiento y maduración de los óvulos. Depositando la muestra tratada en el útero de la mujer se reduce la distancia que los espermatozoides deben recorrer hasta el óvulo y la programación de la inseminación permite maximizar las posibilidades de fecundación y embarazo.


Sabemos que necesitas procesar mucha información antes de elegir este tratamiento.

También entendemos que la transparencia y la información son fundamentales para iniciar un tratamiento con total tranquilidad y confianza. Por esta razón, te compartimos datos interesantes y preguntas frecuentes sobre este tratamiento, que te ayudarán a resolver tus dudas.

¿En qué casos está indicada una inseminación intrauterina?

La inseminación artificial se puede realizar con una muestra de esperma de donante o de la pareja. Este tratamiento se recomienda para:

• Mujeres con buen número de óvulos de calidad y sin pareja masculina.

• Mujeres con alteraciones en la ovulación.

• Mujeres con alguna alteración en la entrada del útero.

• Parejas heterosexuales en las que el hombre presenta anomalías leves o moderadas en la calidad de los espermatozoides.

• En casos de mala calidad seminal o ausencia de espermatozoides, nuestro equipo médico recomendará la mejor opción para aumentar las posibilidades de embarazo.

• Parejas heterosexuales en las que el hombre sea portador de una enfermedad genética. 

Proceso de la inseminación artificial?

  1. Primera consulta

En la primera consulta nuestros especialistas en fertilidad realizan una evaluación personalizada de cada paciente para determinar el tratamiento de reproducción asistida más adecuado. Esta sesión incluye un estudio ginecológico completo, así como un análisis del esperma en el caso de las parejas heterosexuales.

  1. Estimulación ovárica

Con el inicio del tratamiento –que viene marcado por el ciclo menstrual de la mujer–, comienza la estimulación ovárica, que tiene una duración estimada de 10-12 días.

  1. Preparar el esperma antes de la inseminación

Este proceso consiste en “seleccionar” los espermatozoides más aptos, eliminando bacterias, espermatozoides muertos o lentos, glóbulos blancos y otros elementos del semen durante el proceso de selección espermática con el objetivo de aumentar las posibilidades de embarazo.

  1. Inseminación artificial

La inseminación artificial se realiza en consulta, sin sedación y sin necesidad de pasar por quirófano. Tras la colocación de un espéculo, se introduce la muestra de semen mediante una cánula hasta el interior del útero.

  1. Prueba de embarazo

Tras este proceso, y después de descansar unos minutos, nuestros especialistas le comunican la fecha óptima para realizarse la prueba de embarazo en sangre, que suele ser 14-15 días después de la inseminación. 

¿La inseminación artificial es dolorosa?

Aunque puede causar cierta incomodidad, principalmente cuando se pasa el catéter a través del cuello uterino, la inseminación es un procedimiento relativamente indoloro. Algunas mujeres lo han comparado con un examen de Papanicolau en términos de malestar.

Una vez realizado el tratamiento, ¿cuándo debo hacerme una prueba de embarazo?

Recomendamos hacerte la prueba de embarazo 14 días después del procedimiento. La implantación del embrión concebido en tu útero puede tardar entre seis y 12 días después de la ovulación, por lo tanto, es mejor esperar dos semanas después del procedimiento y hacerte la prueba de embarazo en sangre.

¿Debo hacer o evitar algo después de la IA?

Siéntete libre de levantarte y moverte después de la inseminación. En realidad, puedes reanudar tus actividades regulares de inmediato, siempre y cuando éstas no impliquen un esfuerzo físico excesivo.

Al igual que la FIV, el porcentaje de éxito en inseminación artificial depende de varios factores. En algunos casos –después de hacer una evaluación médica y física- podemos evaluar el porcentaje de éxito que se tendía conforme a tu caso específico y tu estado de salud. Acércate a Ferty+, nosotros podemos ayudarte y juntos cumplir tu sueño de ser Mamá.